La auyama ofrece diversos beneficios. Es una verdura que proviene de una planta herbácea silvestre cultivada para aprovechamiento de frutos, hojas, flores y semillas.

La auyama contiene calcio, sodio, magnesio, zinc, hierro, potasio, fósforo, vitaminas A, C y B, fibra soluble y betacaroteno.

Las semillas son ricas en carbohidratos, aminoácidos, ácidos grasos insaturados, vitaminas del complejo A, K, C, B, E y D y aportan calcio, potasio, niacina y fósforo.

 

Al elegir la auyama se debe comprobar que la cáscara esté firme, sin partes blandas y si mantienen el tallo es mejor; la pulpa debe ser firme, seca y opaca; y cuanto mayor es el tamaño, más dulce es su sabor.

La auyama puede servir para curar: 

 

Cáncer: La auyama se recomienda para la prevención del cáncer, lo que demuestra sus grandes cualidades medicinales, sólo debemos preparar medio vaso de Jugo de auyama, medio vaso de Jugo de alcachofa, 1 vaso de Agua de caléndula y 1 vaso de leche de soya, mezclar todo en una licuadora, agregar miel de abejas, colar y servir, se recomienda tomar 3 tacitas de café diariamente.

Arrugas: El zumo de auyama aplicado al rostro refresca y desvanece las arrugas.

Artritis: la auyama es un gran alcalinizante para la sangre, debido a que contribuye a liberar el ácido úrico y a mejorar la circulación en todo el organismo.